Arsenicum

Arsenicum album
Arsenicum album

Indicaciones principales de Arsenicum

  • ENFERMEDADES de la piel: (crónicas) psoriasis, costra en la cabeza, lupias, cáncer epidérmico, tumores en los pies, forúnculos malignos, gangrena, cáncer.
  • CATARRO gástrico crónico: (tumor y endurecimiento del estómago).
  • COLICOS crónicos (lientería, disentería pujos, tumores intestinales, pus en el recto, cólera).
  • ASMA (como consecuencia de afecciones en los pulmones en el corazón, como también histérico y convulsivo).
  • AFECCIONES hidrópicas.
  • FIEBRES intermitentes, (en especial las persistentes, rebeldes, y de resultas de miasmas palúdicos, habitaciones húmedas).
  • ENVENENAMIENTO por la quinina, dolencias típicas
  • FIEBRE nerviosa y tifus.

Características principales de Arsenicum

Piel seca, apergaminada, o fría azulada; eflorescencias sarnosas y de erisipela con violento comezón y gran ardor, especialmente en la cama y en el calor; manchas redondas con escamas que se asemejan al salvado; herpes con nudosidades y pus, que roen profundamente a su alrededor y duelen como el fuego, tumores exudantes con bordes elevados y costras oscuras, con secreción acuosa tumores gangrenosos; uñas de color no natural.

Náuseas frecuentes que obligan a estar echado; vómito persistente y penoso de todo lo que se ha comido, y en especial al tomar líquidos; vómitos de aguas y mucosidades o de materias negruzcas y sanguinolentas; gran dolor y angustia en la región del estómago; peso en el estómago después de comer; ardor en el mismo.

Dolores violentos de vientre con una sensación de gran angustia; bajo vientre duro y tenso, punzadas y ardores violentos en todo el vientre; necesidad de defecación con dolor de vientre e irritación del ano; excrementos mucosos, acuosos, verdes, oscuros, hediondos y pútridos o no digeridos, con gran sed y subsiguiente debilidad; defecaciones ardientes con dolor violento, dolor ardiente en el recto y en el esfínter del ano.

Orina escasa, oscura, turbia y ardiente. Tos seca y periódica, especialmente por la tarde y después de beber, sentirse repentinamente el pecho como estrecho, con gran debilidad al moverse: angustia y constricción del pecho al aire frio o al subir; ataque por la tarde como si faltase aire, sobre todo, después de haberse acostado, fríos en el pecho por la tarde, o también calor y  ardor; latidos fuertes en el corazón con gran angustia, en especial de noche, latido irregular del corazón; pulso precipitado, pequeño, apenas sensible, irregular e intermitente. Hinchazón blanda, sin dolor, que va subiendo hasta el vientre.

Accesos periódicos de calentura con desarrollo imperfecto de frío y de calor, gran inquietud y sed violenta en el calor, como asimismo, cuando no va acompañado de calor, debilidad extraordinaria, inclinación a diarrea, falta de apetito y aspecto pálido y enfermizo; de noche, ardor general en todas las venas, sin sed ni sudor; sudor al dormirse o después del acceso de fiebre. Estado mórbido general después de intermitentes continuadas.

Calentura crónica con sudor pegajoso y frío; insomnio junto con gran inquietud y delirios precedidos por una gran apatía, rechinamiento de dientes y calambres en los dedos; alternación de gran somnolencia acompañada de gran inquietud y angustias mortales; cara lívida, hundida, lengua y labios secos y negruzcos; dureza de oído, cólicos acuosos y hediondos que se evacuan involuntariamente, flojedad de orina; la piel se ulcera a consecuencia de estar en cama; tendencia del cuerpo (superior) a deslizarse hacia los pies en la cama, debilidad extraordinaria.

Síntomas generales y especialmente característicos de Arsenicum

Rápida decadencia de todas las fuerzas, hasta su completa aniquilación, acompañada de descorazonamiento, angustia y miedo de la muerte: cara lívida y hundida; sed violenta, el paciente bebe a menudo pero poquito, con estremecimientos y vómitos subsiguientes; tendencia a flojedad de vientre; pecho oprimido, angustia, accesos de sofocación, palpitaciones de corazón, en especial de noche; sensación de un calor interior insoportable en todas las venas; los dolores son casi siempre ardientes (no punzantes, etc.), y aumentan a cada cambio de postura, por el calor exterior y por el andar.

Repetición periódica de muchas dolencias con intervalos fijos.

DOSIS Y TOMA DE ARSENICUM

Cuando las afecciones son agudas y amenazan peligro inminente, se dan cada 3 ó 4 horas una gota o 3 globulillos en una cucharadita de agua (de las de café); en las dolencias crónicas una gota o 3 globulillos cada 2 o 4 días.

Para niños pequeños bastarán casi siempre los globulillos.

DIETA: Puede admitirse que los efectos del Arsénico no son alterados ni suspendidos, o lo son muy rara vez, por los alimentos y bebidas usuales, con tal que la aplicación del medicamento se haga en los casos convenientes (abstracción hecha de materias verdaderamente medicinales); pero sí que la naturaleza de las enfermedades que exigen Arsenicum exigen también de por sí la mayor precaución y cuidado en la elección de los alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *