Muchas veces al hacer una extracción de sangre, y al ponerla bajo un microscopio en vivo, podemos observar como algunos glóbulos rojos se desintegran en décimas de segundo. En este caso lo que vemos desintegrado es la membrana del glóbulo rojo, ya que con el tiempo podemos ver que la actividad del glóbulo rojo no ha cesado, pero sí que ese glóbulo ya es inservible para la función que se supone que tiene que realizar en el organismo.

A veces esta desintegración del glóbulo rojo se debe a que están debilitados, o a que tienen poco oxígeno que transportar. Al hacer la extracción nosotros los sacamos de su hábitat natural, el organismo, y eso les provoca un estrés que los más débiles no son capaces de soportar.

En el siguiente video se puede observar como los glóbulos rojos se desintegran, y por lo tanto, son inservibles para su función en el organismo. A estos glóbulos rojos también se les llama glóbulos rojos fantasmas porque aunque desaparecen se sigue observando como queda el resto de la célula.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *