La constitución linfático neurogénico es una subdivisión de la constitución linfática. El color general de esta constitución es azul. A menudo, las pupilas son grandes y las fibras son onduladas y blanquecinas. La densidad de la fibra es más flexible y débil que en la constitución linfática pura. Los  anillos nerviosos son comunes.

Constitución linfático neurogénico

Predisposiciones patológicas de la constitución linfático-neurogénico

  • Gran sensibilidad del sistema nervioso. Esto les lleva a la confusión mental.
  • Son frecuentes las condiciones de ansiedad. Son personas que se preocupan por todo en la vida y tienen muchas fobias y temores.
  • El agotamiento causado por estas emociones hace que sean muy sensibles y que padezcan de altibajos en su vida.
  • Hay una tendencia a desarrollar neurosis, ya que a estas personas les resulta muy difícil superar traumas emocionales, tales como los conflictos no resueltos y pueden convertirse en histéricas por pequeñeces.
  • Las características neuropáticas más comunes son: hipersensibilidad a las irritaciones tanto físicas como mentales.
  • El sistema nervioso puede afectar a la circulación con mucha fuerza, con desmayos y mareos correspondientes causados por trastornos vasomotores. Cuando la circulación se ve muy afectada, la hipotermia y las migrañas son comunes.
  • Variaciones en los niveles de azúcar en la sangre son comunes.
  • Muy a menudo estas personas son de sueño ligero.
  • Debido a la congestión linfática y a la inflamación son comunes las alergias.
  • Son propensos a enfermedades que afectan a las membranas mucosas y el sistema nervioso. Dichas enfermedades incluyen la neuro-dermatitis, asma relacionada con el estrés, síndrome del intestino irritable, náuseas, eructos.
  • La taquicardia es común por una baja función suprarrenal.
  • Como con todos los iris de constitución linfática siempre hay que tener en cuenta la posibilidad de anemia.

Recomendaciones de medicina natural para la constitución linfática-neurogénico

  • Es fácil que se desarrollen deficiencias minerales, especialmente zinc, hierro, magnesio y calcio.
  • Las vitaminas del grupo B pueden ser deficientes por una mala asimilación o por exceso de consumo del sistema nervioso. Luego hay que procurar conseguir una buena cantidad de vitaminas del complejo B.  Además, la glutamina sería beneficiosa.
  • Siga las mismas consideraciones nutricionales que para la constitución linfática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.