Analizamos la zona 3 en Iridología; es decir la corona nerviosa. Aunque haremos un estudio más detalle en otra parte del curso avanzamos algunos aspectos a tener en cuenta.

Zona 3. Corona del sistema nervioso autónomo

Circularidad: Si el collarete presenta un aspecto circular con ligeras ondulaciones, nos hará pensar en un sistema nervioso equilibrado, pero cuando se pierde esta circularidad, pensaremos en distonías vegetativas, interpretadas como alteraciones en la conducción nerviosa vegetativa hacia los diferentes órganos.

Relieve: Si la corona presenta una gran protuberancia en su relieve, pensaremos en un aumento del tono nervioso simpático.

Coloración: Dependiendo del tipo de pigmento acumulado, analizaremos la causa de la disfunción simpática.

Distonías: Algunas veces la banda del sistema nervioso autónomo sobresale más en una zona que en otra, indicando un estado de hiperexcitación localizado en una zona o área concreta del organismo.

Algunos signos del collarete o corona del sistema nervioso autónomo

  • Pequeñas lagunas internas pegadas a la corona: posibilidad de diverticulosis.
  • Estrechamiento de la corona hacia la pupila: indicará prolapsos que pueden ser tanto del colon ascendente, transverso, descendente o sigmoides.
  • Zona intestinal de mayor grosor, que empuja hacia fuera el collarete o corona nerviosa: dilatación del colon en la parte afectada (descendente, transverso, ascendente, etc.).
  • Corona muy blanca hacia la pupila, estrechamiento de la zona intestinal: nos indicará espasmos nerviosos o musculares de la pared intestinal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.