Cada vez son más los estudios que confirmar que la menopausia afecta a la salud mental de las mujeres. Seguramente este sea un dato que no pilla desprevenida a muchas de ellas, que no solo experimentan sofocos, sequedad vaginal y sudores nocturnos, sino también una depresión inexplicable, una ansiedad paralizante o incluso la repentina incapacidad de recordar dónde dejaron las llaves.

Menopausia y Salud Mental

Según los resultados de un estudio reciente, el 18% de las mujeres en la perimenopausia temprana experimentan depresión. Este porcentaje salta al 38% en la perimenopausia posterior. Mientras tanto, la ansiedad ataca con frecuencia y muchas mujeres experimentan ataques de pánico en los meses y años previos a la menopausia.

La salud mental durante la perimenopausia y la menopausia

La causa principal de sentirse mal mentalmente durante estas etapas por las que pasan las mujeres se debe en gran parte a una disminución de los estrógenos. Cuando aumentan sus niveles de estrógeno, también incrementan sus niveles de serotonina, un neurotransmisor clave que regula la sensación de bienestar. En cambio, cuando su función ovárica comienza a disminuir durante la perimenopausia, el estrógeno disminuye y puede hacer que se sienta condenada.

Cabe destacar que no todas las mujeres sufren estas molestias. Habitualmente, la depresión y la ansiedad durante la perimenopausia son más comunes en quienes han sufrido previamente un trastorno de salud mental. Las personas con trastorno bipolar, por ejemplo, pueden ser más propensas a sufrir grandes cambios de humor que quienes no lo padecen.

Consejos para reforzar tu salud mental

Independientemente de tu historial médico, deberías tener en cuenta algunos aspectos importantes para hacer frente a cualquier bajón emocional:

  • Reconoce que estas alteraciones son parte integrante del proceso de envejecimiento.
  • Tú tienes el poder para controlar salud mental.
  • Asume y celebra esta era de cambio.
  • Confía en que probablemente sea temporal.
  • Identifica tus síntomas y sé amable contigo misma.

Respecto a este último paso, es fundamental conocer los síntomas durante la menopausia, especialmente en el área de salud mental. Las fluctuaciones hormonales y los cambios psicológicos que puedes experimentar con el primer período pueden ser agotadores, y estos se exacerban en la perimenopausia y la menopausia, provocando en ocasiones depresión, ansiedad, irritación, dificultad para concentrarte, etc.

Cómo gestionar la salud mental perimenopáusica y menopáusica

Lo primero es lo primero. Si los síntomas mencionados son familiares para ti, es posible que desees programar una cita con un profesional de la salud para evaluar tus niveles hormonales. Esto te ayudará a tener una idea más clara de tu situación y de las medidas que puedes necesitar para volver al equilibrio.

  • Cuida tu estilo de vida

El ejercicio adecuado, dormir lo suficiente, una buena nutrición, actividades inteligentes para combatir el estrés y la hidratación contribuyen en gran medida a que cualquiera se sienta mejor. Estos son los pilares de la salud, fundamentales para ayudar a construir una base y combatir o prevenir los síntomas mencionados.

  • Toma suplementos alimenticios

En tu herbolario de confianza vas a encontrar una serie de complementos nutricionales formulados con ingredientes como el cohosh negro, un gran apoyo orgánico para los síntomas de la menopausia. La hierba peruana maca también contribuye a la producción saludable de estrógeno; mientras que el hongo medicinal reishi ayuda a reforzar la sensación de bienestar, mejorando la respuesta inmunológica de las personas.

  • Fortalece tus glándulas suprarrenales

Cuando la función ovárica comienza a disminuir, las glándulas suprarrenales, pequeñas glándulas ubicadas encima de los riñones, que producen hormonas críticas como noradrenalina, adrenalina, cortisol y aldosterona, toman el control. Estas son glándulas endocrinas poderosas que se pueden ver afectadas por el estrés, especialmente en mujeres a partir de los 30 años.

Referencias

Thomas HN, Neal-Perry GS, Hess R. Female Sexual Function at Midlife and Beyond. Obstet Gynecol Clin North Am. 2018 Dec;45(4):709-722.

Albert KM, Newhouse PA. Estrogen, Stress, and Depression: Cognitive and Biological Interactions. Annu Rev Clin Psychol. 2019 May 7;15:399-423.

Archer DF, Simon JA, Portman DJ, Goldstein SR, Goldstein I. Ospemifene for the treatment of menopausal vaginal dryness, a symptom of the genitourinary syndrome of menopause. Expert Rev Endocrinol Metab. 2019 Sep;14(5):301-314.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.