Nuevas investigaciones están estudiando diferentes ingredientes naturales que encontramos en nuestra dieta habitual, con el fin de encontrar beneficios de cara a la protección de nuestras defensas. Es importante cuidar el sistema inmune mediante una alimentación saludable, a poder ser con ingredientes de cultivos ecológicos y materia prima de calidad. En uno de los últimos estudios, el grupo innovador especializado en salud NutriLeads ha puesto el foco en las zanahorias.

Beneficios de los polisacáridos de las zanahorias

Los investigadores han publicado datos revisados ​​por pares que respaldan las propiedades inmunomoduladoras de los polisacáridos patentados de ramnogalacturonano-I (RG-I) derivados de la pectina de la compañía. Los RG-I son compuestos naturales derivados de plantas que interactúan con las bacterias intestinales y el sistema inmunológico innato del huésped.

Protección ocular

La zanahoria pertenece a la familia de los carotenoides. Estos hacen referencia los pigmentos orgánicos del grupo de los isoprenoides. Los podemos encontrar de manera natural en plantas, frutas y otros organismos fotosintéticos (algas, hongos o bacterias). Es un componente rico en Vitamina A, con capacidad para absorber los rayos de sol dañinos en el sistema ocular.

Por ello, algunos alimentos como las zanahorias son conocidos por sus propiedades beneficiosas a la hora de apoyar una visión correcta. Los betacarotenos ayudan a proteger la mácula del daño, mejorando la agudeza visual y eliminando los radicales libres que puedan intervenir negativamente en la salud de los ojos.

Además, se pueden encontrar en forma de extracto de plantas. Se ha demostrado que los polisacáridos pécticos tienen efectos inmunoestimuladores. “La zanahoria RG-I se puede obtener de una corriente secundaria de la producción de jugo de zanahoria que recicla el orujo de zanahoria, disponible en grandes cantidades, de hecho, actualmente se usa como alimento para animales”, ha señalado uno de los autores del estudio, el Doctor Ruud Albers.

Estimula el sistema inmune

De cara a los pormenores y resultados de la investigación liderada por NutriLeads, los autores destacan que el RG-I de zanahoria y pimiento mostró actividad inmunoestimulante y moduladora de la microbiota in vitro. Asimismo, el pimiento RG-I puede mejorar la respuesta inmune innata, según un ensayo de prueba de concepto en humanos.

La demanda de complementos alimenticios para apoyar la salud inmunológica ha aumentado considerablemente en los últimos años. Especialmente, este último año debido a la pandemia, que ha impulsado la venta de suplementos que fomentan la protección de las defensas del cuerpo. Esto significa que, a día de hoy, el cuidado del sistema inmune es una prioridad para los consumidores.

Por lo tanto, estamos ante un estudio que incide en los beneficios de los carotenoides en general. Es decir, una de las propiedades más destacadas de los carotenoides (la astaxantina, por ejemplo) es su poder a la hora de favorecer la respuesta del sistema inmunológico, algo que ha sido confirmado por el equipo de Albers.

Como cabía esperar, a la luz de la crisis de salud mundial, el uso de suplementación, alimentos y bebidas vinculados a la salud inmunológica están aumentando. Concretamente, el 1,7% de los lanzamientos mundiales durante los primeros diez meses de 2020 utilizaron este tipo de afirmación, en comparación con el 1% que lo hizo cinco años atrás.

Bibliografía

Van den Abbeele P, Verstrepen L, Ghyselinck J, Albers R, Marzorati M, Mercenier A. A Novel Non-Digestible, Carrot-Derived Polysaccharide (cRG-I) Selectively Modulates the Human Gut Microbiota while Promoting Gut Barrier Integrity: An Integrated in Vitro Approach. Nutrients. 2020 Jun 29;12(7):1917.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.