El estudio de la densidad de las fibras del iris es una de las primeras observaciones que debemos hacer a la hora de analizar los iris. De modo que llamaremos densidad al conjunto de la cantidad y calidad de las fibras que observemos en el iris y su disposición dentro de este.

Densidad del iris del 1 al 6

Por lo tanto, lo compacto de las fibras en el iris y su forma estructural determina su densidad. Cuando el tejido es compacto se considera que la densidad es buena, pero cuando las fibras están separadas serpenteantes y tienen lagunas, la densidad es pobre.

Normalmente la densidad se suele medir en una escala que puede ir del 1 al 6, según algunos iridólogos, o del 1 al 10 según otros. En estas escalas el 1 siempre corresponde al iris ideal y perfecto en el que la estructura del iris es como tejido cerrado. Si seguimos en esta escala hasta el 10 la densidad va siendo más escasa, de modo que las fibras cada vez se van abriendo más y son más serpenteantes apareciendo grandes huecos. La número 10 se clasificaría como una densidad extremadamente débil. Para entender el significado de esto, la densidad de los iris se puede comparar a diferentes telas o maderas.

Por ejemplo, la densidad 1 sería la seda, tejido muy fino pero muy fuerte, o el roble, madera muy dura. Pero la 10 la consideraríamos como la tela de saco, muy abierta, o como el pino.

El entender y clasificar la densidad es muy importante porque refleja la vitalidad de la persona. Para entenderlo mejor lo compararemos a los materiales con los que se construye una casa. Si la casa se construye con buenos materiales podemos decir que la casa durará muchos años porque incluso podrá resistir mejor las inclemencias del tiempo. Asimismo, una persona, con escasa sustancia vital, con tejidos orgánicos débiles en su cuerpo -mala densidad- tendrá poca probabilidad de dominar las enfermedades, no tendrá mucha vitalidad. Para vencer enfermedades necesitará hacer un esfuerzo mayor. De modo que deducimos que la densidad es la medida de la vitalidad del cuerpo; muestra la tonicidad muscular, el poder de resistencia del organismo y la capacidad de recuperación y de regeneración de la estructura de los músculos y de los demás tejidos; indica la elasticidad, la rapidez de respuesta, y la posibilidad de reaccionar que tienen las diferentes estructuras del cuerpo.

Densidad diferente de iris

Con esto no se quiere decir que haya que sentenciar a muerte a alguien que posea una densidad débil. Existen personas con esta densidad y sin embargo, siguiendo un correcto régimen de salud pueden vivir muchos años. Sin embargo, una persona que tenga una densidad extraordinariamente fuerte podrá vivir muchísimos años, sin apenas enfermedades, siempre y cuando no abuse de su cuerpo. Por poner otro ejemplo que ilustra lo que es la densidad, diremos que un coche de la marca Mercedes debería durar muchos más años, por lógica, que un Seat 600. La razón es que, como en la casa, los materiales son de mayor calidad, mucho más resistentes; sin embargo, tenemos que tener en cuenta quién es el que conduce los coches y de qué manera los cuidan. Porque hasta el mejor Mercedes puede tener una corta vida si el propietario lo usa mal, mientras que, por el contrario, todavía vemos algunos Seat 600 por las carreteras, señal de que son bien cuidados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.