En Iridología el rosario linfático es un signo típico de la 6ª zona del iris, justo antes de la zona más externa del iris, la piel. Principalmente se observa en los iris de constitución linfática, aunque también aparece en los más pigmentados. Aunque no siempre se presenta en forma de círculo lo incluimos en los signos circulares del iris por su aspecto circular.

Iridología. Rosario linfático

Se presenta como copos blanquecinos-amarillentos, en forma de rosario circular. Indica congestión de los ganglios linfáticos, cargados de mucosidades y toxinas procedentes de la absorción de los vasos quilíferos linfáticos intestinales, que han ido contaminando al organismo o a los órganos en donde se reflejan dichos copos.

Esto es así porque recordemos que la zona humoral indica la circulación en los grandes troncos venosos, y a medida que nos acercamos a la periferia del iris, este representa la circulación de vasos cada vez más pequeños, hasta llegar a la zona cutánea donde se representa la circulación capilar. Por tanto, la zona linfática representa la microcirculación no capilar en general, y más específicamente el estado de la circulación linfática.

En bastantes ocasiones estos copos forman una circunferencia completa. La localización es de interés, ya que hay zonas donde la acumulación de copos claros es mayor y más densa, indicándonos que son aquellas donde se produce una mayor congestión linfática. Cuando el rosario linfático se manifiesta solo en los sectores del hígado y del bazo, indica que es de origen medicamentoso arsenical o sustancias químicas similares, que han afectado seriamente a tales órganos.

En algunos tipos de iris como los linfáticos, aparece el rosario linfático como una parte más de la estructura del iris sobre todo en los niños y jóvenes. En estos casos indica una tendencia patológica más que un estado patológico propiamente dicho ya que se observa que el rosario linfático ha sido heredado de los antepasados. En estos casos, el rosario linfático suele aparecer con un color blanco o claro y suele indicar una congestión linfática más de tipo endógeno, o sea, independiente de los hábitos alimenticios del individuo. Cuando los copos son de color más oscuro, como el de la pigmentación central del iris, que es lo más frecuente, estamos ante un acúmulo linfáticos de tipo exógeno, y por tanto, más modificable por unos hábitos de vida más correctos.

Debemos observar que cuanto más difusos sean los copos peor será el pronóstico y muchas veces indican o se relacionan con reumatismo artrósico.

También debemos tener en cuenta si los copos están unidos a la zona central del iris por conexiones en formas de radios pigmentados. Esto indicará una evolución negativa de la congestión linfática.

Ante este tipo de iris lo más recomendable en una correcta dieta, hidroterapia y ejercicio para movilizar la linfa así como el drenaje linfático manual.

Aclaración sobre los signos circulares del iris

Hemos hecho un repaso de los principales signos circulares del iris aunque no de todos. Tenemos que tener en cuenta que también está el anillo de asimilación o el anillo del estómago, pero esto lo trataremos más en el apartado del aparato digestivo.

Signos circulares del iris

Iridología. Signos circulares del iris

Repasamos los diferentes signos circulares que podemos observar en el iris:

  1. Collarete o corona nerviosa del sistema autónomo.
    1. Corona gruesa o delgada.
    2. Corona en forma de estrella o doble.
  2. Borde de costra.
  3. Arco senil.
  4. Anillos nerviosos.
  5. Anillo de sodio o colesterol.
  6. Anillo circulatorio.
  7. Rosario linfático.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.