Iridología. Estado de normalidad. 

En Iridología se clasifican los estados de salud o patológicos en los siguientes estados: normalidad, hereditario, agudo, subagudo, crónico y degenerativo. A continuación hacemos una descripción de cada uno de estos estados y ponemos ejemplos de personas reales con sus fotos del iris y las patologías o no que desarrollaron.

En Iridología se observa un iris en estado saludable o de normalidad cuando ninguna modificación del color del estroma acompaña a un signo estructural del iris. De modo que se dice que las fibras son normales cuando tienen el color básico de la estructura del iris.

Imagen 1. Estado de normalidad

Lo perfecto sería el iris sin ningún tipo de coloración adicional al básico, sin ningún signo iridiano que afecta a la estructura del iris y que tuviese un 1 de densidad. Esto es muy improbable en la civilización actual.

Un ejemplo lo tenemos en la fotografía superior, la densidad del iris es muy buena y, además, no se observan apenas signos que indiquen una alteración de las funciones del organismo. El color es uniforme y solo se aprecian algunos rayos solares menores que se dirigen a ciertas zonas orgánicas. Por  otra parte, la corona del sistema nervioso autónomo está distribuida alrededor de la pupila de forma homogénea. Ligero inicio de arco senil y algún anillo nervioso.

En este segundo iris vemos el equilibrio del sistema nervioso autónomo representado por la corona de la zona 3, así como la uniformidad de las fibras y del color a través de todo el iris.

Imagen 2. Estado de normalidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.